sábado, 13 de octubre de 2007

La gema prodigiosa - Ramiro Calle "los mejores cuentos espirituales de Oriente"

Iba un hombre caminando . Andaba pensativo porque desde hacía tiempo se sentía muy insatisfecho, atribulado y triste. No encontraba el menor sentido a su vida. Para qué vivir, se preguntaba? Caminaba cabizbajo cuando de repente tropezó con una gema muy bella que estaba en el camino. La tomó delicadamente y comenzó a contemplarla. De súbito vio en su fondo el rostro sereno de un hada.

- Soy el hada del bosque. Puedo entregarte cualquier deseo hombre triste. Pídeme lo que quieras.
Era tan melódica y a la vez sincera aquella voz y había tanta ternura en esa mirada que el hombre triste sabía que el hada haría lo que resultase mejor, por lo que dijo:
- Maravillosa hada que habitas en el refulgente brillo de esta gema sólo te pediré lo siguiente: haz aquello que tú consideres lo mejor.
Y el hada repuso:
- Oh, amigo mío! Eso fue lo que me pediste cuando eras un animal y te convertí en el hombre que ahora eres.

2 comentarios:

Lidia M. Domes dijo...

No lo conocía, está muy interesante!!!
Un abrazo
Lidia

Carlos G.P. dijo...

Queridos amigos: Os invito a compartir un vídeo, que fue filmado en mi intervención en el encuentro de educadores que tuvo lugar en Barcelona, con motivo de los talleres dirigidos por Noemi Paymal sobre Pedagogía 3000. Su título es “Educar más allá de las creencias: liberando al corazón”. A ver qué os parece...
La dirección para acceder a él es: 
http://vimeo.com/9374224
  Felices encuentros. Un cordial abrazo
                                      Carlos González
 P.D  Temática del vídeo:
¿Cómo puede un maestro empoderar a sus alumnos? O lo que es lo mismo:
¿Dónde está nuestro poder para cambiar las cosas que no nos gustan, para cumplir nuestros sueños....? ¿Por qué no podemos aplicar todo lo que hemos aprendido en seminarios y talleres? ¿Qué nos impide como educadores enseñar de otra manera? ¿Qué pasa con nuestro valor...? ¿A qué tememos y por qué...?
No existe la cobardía, sino los obstáculos al valor
Esos obstáculos están en nuestras creencias, muchas veces invisibles para nosotros mismos. Reconocerlas y saber jugar con ellas es la clave para ceder el poder al corazón, y conseguir el empoderamiento de nuestros alumnos o hijos.
Para más información:
http://www.ladanzadelavida12.blogspot.com/

 
Free counter and web stats