miércoles, 2 de enero de 2008

Hada Saltarina habla sobre Yogananda

Muchas gracias por estos textos de Yogananda.

Hace muchos años, paseando con mi madre, nos detuvimos ante una librería en la que destacaba el libro “Autobiografía de un Yogui”, con la foto en portada de Yogananda. Se me quedó grabada aquella imagen, pero hubo de pasar mucho tiempo, antes de que volviera a toparme de cara con él, y en esta ocasión, fuera mi marido quien me lo comprara, ante mi sugerencia; pues había llegado a la conclusión de que aquél era el momento de hacerme con el libro.

Lo dicho, gracias por estas aportaciones que siempre amplian nuestra visión.

2 comentarios:

Pasión dijo...

Hola Hada Saltarina!!

Comparte algún texto de Yogananda en tu próximo contacto. Qué opinas?

Los libros llegan de esa manera... "se destacan de manera especial" o, como en este último que estoy leyendo "Etica Nicomaquea" de Aristóteles se suman:
* una leve inclinación que no sé cuando nació.
* una cursada sobre ética que no lo obliga pero con esa inclinación previa se me sugiere sola
* una crisis de criar hijos adolescentes

y un encuentro casual en una librería.
Yo siento que de algún modo me esperaba.
Gracisa por tu comentario y espero tu colaboración próxima!
Pasión

Hada Saltarina dijo...

Contestando a tu proposición para compartir un texto de Yogananda, aquí te envío uno sobre la Verdad (piedra angular que siempre he buscado):

»Ante los interrogantes con respecto a los misterios más profundos, todos los grandes profetas han guardado silencio. Cristo mismo evitó responder, cuando Pilatos le preguntó: "¿Qué es la verdad?"(Jn, 18:38).

(...)

»"Para esto he nacido y para esto he venido al mundo: para dar testimonio de la verdad. Todo el que es de la verdad escucha mi voz" (Jn, 18:37. Las verdades expresadas por Cristo en estas pocas palabras podrían llenar muchos volúmenes. El "testimonio" de un hijo de Dios es su propia vida. Puesto que él personifica la verdad misma, si además la expone tal exposición es una generosa redundancia suya.

»La verdad no consiste en una determinada teoría, ni en un sistema de especulación filosófica, ni en una concepción intelectual. La verdad consiste en una perfecta concordancia con la realidad. En el caso del ser humano, la verdad consiste en el conocimiento inalterable de su propio Ser, de su naturaleza real, el alma. A través de cada una de las palabras y acciones de su vida, Jesús demostró que conocía la verdad acerca de su ser: su origen divino. Y puesto que estaba él totalmente identificado con la omnipresente Conciencia del Cristo, le fue dado decir, de modo tan simple y concluyente: "Todo el que es de la verdad escucha mi voz".

"Autobiografía de un Yogui", Paramahansa Yogananda.

 
Free counter and web stats