martes, 26 de febrero de 2008

Palabras para Lidia...

Cuando construí este blog fue para acercar una mirada de Dios que pudiera ser diferente a las religiones convencionales. Una mirada libre donde cada uno se pueda imaginar a Dios como pueda o quiera pero además pudiera hacer el intento de experimentarlo en su vida cotidiana, cada cual a su manera.

Un Dios humano que llegara hasta cada uno de los que pasara por aquí. Al que no fuera necesario llegar después de desprendernos de la culpa, el error, las caídas porque entonces... quizá no lleguemos nunca.

Es difícil en esta inmensa red propiciar un encuentro con aquellos que lo necesiten y por momentos sentí que esta no era una misión posible. Pero para esos días que pensaba que no tenía sentido... aparecía Lidia. Una constructora incansable de lazos que me daba unas palmaditas en la espalda y le ponía un poco de ganas a esta cabeza.

He comprendido que quizá no teja una red de contactos frecuentes.
Me gusta salir de visita de vez en cuando pero también me gusta no hacerlo.
Comprendí que estoy cada vez más selectiva en mis intereses y no sé cuántas cosas más llaman mi atención más allá de saber "como Dios creó el mundo..."


Sé que esto de alguna manera inevitablemente me deja un poco sola. Pero quizá así será. Me he preguntado si debo hacer un blog. Mi intención de escribir es abrir puertas y quizá no sea este el modo, el tiempo dirá. He descubierto que mi pasión de escribir también se ha diluido.

Por el momento quiero darle las gracias a Lidia por sus gestos de afecto, por sus visitas, por sus palabras, por sus pensamientos. Ellos hicieron en mí más efecto del que imagina. Si tu eres de los que les encanta hacer amigos, conocer gente que valga la pena... el blog de Lidia:


http://los-ojos-cerrados.blogspot.com/

Y si quieres hablar de Dios o de ti o del mundo que no se comprende con el Dios de algunos textos aquí estaré yo tratando de alcanzarte mis reflexiones o los pensamientos de algunos que se acercaron más a EL y que encontraron, a su manera, las respuestas.

Un abrazo infinito para Lidia y para ti...
Pasión

5 comentarios:

M. Jose dijo...

Hola Pasión, en primer lugar gracias por visitarme, y muchas gracias por el emocionante poema que me has regalado.
Tu reflexión de hoy es tremenda. ¿No te das cuenta? Tiene mucho sentido seguir en la rec como tu lo haces. Me gusta la intención con la que construítes el blog. Si he entrado esta mañana a dejarte mi huella es por lo agusto que me he sentido. "Aquí puedo imaginar a Dios a mi manera"
Un abrazo
Jose

Lidia M. Domes dijo...

Gracias, querida amiga del ciberespacio...

Una aclaración: mi blog no es un espacio creado para hacer amigos, no... aunque a veces pueda parecerlo... no fue la idea de su creación ni es mi actual sentir...

Si es un blog que me sirve para comunicarme (con otros y conmigo misma), para ofrcer una mirada diferente de lo que es la Vida...

¿Diferente a qué? podrías preguntarte... diferente a lo que yo misma creía que era, hace un tiempo atrás...

Gracias, pasión por tu presencia...

Un abrazo!

Lidia

Compartimos? dijo...

Y dale Alegría Alegría a mi Corazón…
Es lo único que te pido al menos hoy…
Y ya verás…..
Cómo se transforma el aire del lugar
Y ya verás….
Las sombras que aquí estuvieron no estarán,
Y dale Alegría Alegría a mi Corazón…” :)Por lo tanto…
Si no te nace hablar no lo hagas,
Si no te nace venir no vengas!
Todos compartimos la CONFIANZA que tu nos das.

Hada Saltarina dijo...

Pues sí que genera respuestas tu entrada... eh!!! Esto hace pensar... Y fíjate; me ha llamado la atención esa palabra resaltada que escribe Encuentro: CONFIANZA. ¿Te acuerdas del Ángel de la Confianza? ¡¡¡Curioso, no?!!!

Juan Carlos Araya A dijo...

Lidia
Navegando llegué y me parece interesante tu propuesta, abrir un blog para las personas que ceen en un Dios sin apellidos, te marcaré y seguiré visitando
Saludos desde Chile
Juan Carlos

 
Free counter and web stats