martes, 13 de mayo de 2008

La vida cotidiana


El discípulo pregunta:


-Maestro, ¿dónde está la verdad?


- En la vida cotidiana.


- Pero yo en la vida diaria no veo verdad alguna -protesta el discícpulo.


- Esa es la diferencia: que unos la ven y otros no.


Pasión

7 comentarios:

celebrador dijo...

La verdad está en la respiración que tomo, en el último aliento que me acaba de llegar y en la vida que me trajo, en las experiencias que yo mismo experimento...

Oye, y gracias por comentar en Reyno de Hayas, de hecho los comentarios han sido el parámetro de prueba y error para fijar su contenido final, superada la fase de desarrollo, de ese productito (tarjeta de visita) para Internet

Gracias y un abrazo

Compartimos? dijo...

El amigo T.de Mello siempre nos propone contradicciones jugosas.
Dice el discípulo DONDE?
Contesta en Maestro EN.
Responde el discípulo: NO VEO
Creo que el Maestro ocultó un dato.
La VERDAD NO SE VE, SE ENCUENTRA.
Un beso amiga.

Hada Saltarina dijo...

Muy lindo post! Un beso

julio-entuinterior dijo...

"El encanto de los dias normales"..., he escrito en alguna ocasión.
Pero claro, ese encanto es consecuencia de haber encontrado mi verdad.

Un abrazo

caselo dijo...

Hola amiga, realmente la verdad está ahí, en las cosas más sencillas. Hay que verla con los ojos del alma, despojados de rencor e indiferencia.
En mi blog hay algo para ti, gracias por tu amistad. Un abrazo,

Carlos Eduardo

Emanuela dijo...

Olá. A partir do blog do nosso amigo Caselo, vim conhecer-te. Gostei muito deste teu canto, um lugar que traz paz!
Um grande abraço

Pasión dijo...

Emanuela:
Un gran abrazo para tí!
Pasión

 
Free counter and web stats