martes, 24 de junio de 2008

Un tema de actitud


Alguien como vos, me cruze el otro dia tres años después de haber sido liberado de un secuestro. Sus captores lo habían encerrado en un armario durante seis meses amarrado con cadenas.


Me hablaba con un entusiasmo , pleno de ilusiones y de afecto, parecía feliz apesar de haber soportado una experienciatan dolorosa y destructiva.


- ¿No sientes rabia o rencor contra tus captores? -le pregunté abiertamente

-.Me miró, se frotó la cara con las manos y su rostro sé ensombreció por un instante.

- Recién salí, -respondió con firmeza-, no fue fácil.

Mi desesperación y mis rencores eran mi peor tortura, pero un día decidí que ya no quería cargar más las cadenas.

- ¿A qué te refieres? -dije intrigado-.

- Yo estuve secuestrado con otra persona, -replicó-, nos liberaron al mismo tiempo.

Después me la encontré, rabiosa y amargada, sólo hablaba de su pasado, del daño irreversible que le habían causado, de lo crueles que habían sido, de lo feliz que se sentiría el día en el que se hiciera justicia.Guardó silencio por un instante, como si revisara sus propias reflexiones.

- ¿Sabes? -prosiguió después de una pausa-, al ver a esta persona me di cuenta que daba lo mismo que lo hubieran liberado, que su cuerpo estuviera libre, porque él había decidido continuar secuestrado en su mente,en su dolor, en su pasado.

Prefería pensar en sus captores,no disfrutaba a su familia, ni de la posibilidad de construir el presente ni el futuro que le dio la vida.- Pero, ¿Cómo se puede olvidar algo tan duro? -seguía interrogando-.

-Mis captores me quitaron la libertad, pero no voy a permitir que me quiten mi tranquilidad, si yo continúo alimentando este rencor, les estaré dando mi vida, es cómo si eligiera llevarlos conmigo en cada momento, por el resto de mis días.

Ni mis seres queridos ni yo nos merecemos eso,la verdadera venganza será mi felicidad, dejarlos atrás y disfrutar de cada instante de mi vida.Hizo una pausa y miró hacia adelante con una expresión alegre.

- Las verdaderas cadenas,- concluyó- las tenemos en nuestra mente cuando decidimos continuar apegados al dolor, al resentimiento o al pasado.

Eso es peor que un armario oscuro, -dijo con énfasis y prosiguió-,yo prefiero que los míos me recuerden como alguien que supo reacoger la alegría de la vida y no como alguien que se quedó alimentando la rabia y la autocompasión.

Y vos....¿cuáles son las cadenas que podrías elegir,empezar a soltar ahora? ¿Cuáles son los eventos pasados o presentes que puedes dejar de alimentar con rabia o dolor? En cada momento puedes decidir agravar tu herida o empezar a sanarla para siempre.
Tomado de la nota de Faidel en Igooh:

11 comentarios:

Lidia M. Domes dijo...

Si, las prisiones son mentales...

Y en estos casos el pedir justicia pasa por el necesitar venganza, y eso mantiene atado al sufrimiento y al hecho doloroso...

Aceptar la Vida como un regalo y, como en el relato vivir pleno, sea cual sea la experiencia que te tocó vivir!!!

Abrazos,

Lidia

Capricornio dijo...

Lo importante en la vida es dejarse las enseñanzas en cada experiencia, par que cada día sea mejor, para que nuestro confort y paz interna se torne más fuerte en energía positiva.
No importa si el texto es tuyo o no, el mensaje prevalece.

..Lädy Snäkë Bluë.. dijo...

todas mis ataduras, me las pongo yo, cuando creo que me las impone alguien mas, despues me doy cuenta que son rompibles y despues me hago mas fuerte aunque siempre uno puede estar expuesto a que lo vuelvan a encadenar o autoencadenarse

de aqui y haya dijo...

hay sigue visitando el espacio, cuidate

Antonio dijo...

supongo que conocéis el sistema con el que cazan monos en India; metiendo un plátano en una vasija que está amarrada. El mono es incapaz de soltar el plátano, a pesar de que queda atrapado al hacerlo. Esta historia me lo ha recordado. La moraleja quizá sea que el perdón es un gran bálsamo que cura una vida equivocada.

Salud, Pasión!

elrincondesusu dijo...

Querida pasión, ni crecer me quita algunas ataduras!!!Romper las cadenas de la mente no es fácil , pero tampoco imposible!!!
"Hoy me tranquiliza saber que estoy en el lugar adecuado, en el momento oportuno y haciendo lo correcto.Louise Hay"
siendo conciente de esta afirmación sería muy fácil retomar y quitar viejas ideas carcelarias , sin embargo a veces...o no lo recuerdo o carezco de fuerzas. Pero que lo intento, lo intentooooooooo!!!
Besotes de Sol en libertad!!!
Su

Mary dijo...

:)

¡¡QUE DIFICIL LAS ATADURAS SON TERRIBLES PERO MAS SI BIENEN DE NOSOTROS MISMOS¡¡

Cariños¡

jose dijo...

Hola e pasado por tu blog que hacia tiempo,te dejo mi nueva pagina pa que te ganes un dinero saludosssssssss,,http://eldineroquenecesitas.blogspot.com/

Compartimos? dijo...

Entro para hacer un comentario y veo que Lidia
me ha ganado por la mano.
Yo vengo, ahora, de su blog y en distinta forma plantea cierta similitud con tu entrada.
Preguntas que cadenas me atan y de las que deseo liberarme, vaya preguntita,
¿Lo haces de buena fe?
Tendría que pensarlo y volver la semana próxima a contestarte, pero voy a lanzarme a la piscina:
Me estoy liberando de una relación bonita pero quizas equivocada, intentando acercarme a mi núcleo familiar algo o muy abandonado ultimamente.
La segunda pregunta me resulta relativamente facil responder pues tengo una tendencia fuerte a no ser rencoroso y olvidar con facilidad.
Un abrazo

M. Jose dijo...

El gran desafío es sobrevivir a las heridas en lugar de pensar en ellas.
Es mejor llorar que preocuparse, es mejor sentir profundamente esas heridas que comprenderlas, es mejor dejarlas entrar en nuestro silencio que hablar de ellas.
Es mejor llevarlas al corazón...
Porque el corazón es más grande que las heridas.Y es en el único sitio donde se descubre que no nos destruyen...
Un abrazo muy grande
M.José

Pasión dijo...

Chicos:
Gracias a todos por sus visitas y comentarios. Me gusta nutrirme de las reflexiones que les generan estas entradas y me da mucho gusto tenerlos por aquí.
Un abrazo inmenso!
Pasión.

Jose:
He publicado tu mensaje porque ver un mensaje anulado siempre deja la duda de que se habrá dicho. Pero te agradezco, no necesito dinero.

 
Free counter and web stats