sábado, 17 de enero de 2009

Albert Schweitzer


"Cada vez más me daba cuenta de que no tenía derecho a aceptar la felicidad de mi juventud, mi salud, mi facultad de trabajo, como dones gratuitos. La intensa conciencia de mis privilegios me hizo comprender siempre con mayor claridad esta parábola de Jesús, que no tenemos derecho a retener nuestra vida para nosotros. Quien ha sido colmado de bienes por la vida está obligado a derramarlos en derredor y en la misma medida. Quien ha sido ahorrado por el sufrimiento, debe contribuir a disminuir el de los demás. Todos, en tanto que existimos, hemos de asumir una parte del peso de dolor que gravita sobre el mundo".


Albert Schweitzer


6 comentarios:

M. Jose dijo...

No podemos dejar solo al que sufre cualquier forma de violencia, ya sea hambre, guerra, enfermedad, soledad...
NO podemos dejar que la indiferencia se apodere de nosotros.
Un abrazo, amore...
mj

Lidia M. Domes dijo...

Albert es un grande, no cabe duda...
En un sólo párrafo expresa una gran verdad con maestría total!!!

Abrazos,

Lidia

ELSIE dijo...

Ser agradecidos y empáticos, una bella forma de honrar la vida. Un beso.

luispdzp dijo...

Debemos seguir el ejemplo de este hombre y de muchos más que sirven a los más necesitados antes de esperar a ser servidos.


Amiga gracias por visitar el blog 123xyz, pasa de nuevo para que veas tu respuesta a la pregunta que me hicistes.

Dios te cuide.

Hada Saltarina dijo...

Esto es una gran verdad. Agradecer y compartir; aminorar el sufrimiento. Muy hermoso, querida Nora. Besos

Celia Rivera Gutierrez dijo...

La ley de la vida dice que siempre deberemos estar prestos a ayudar al que necesite de nosotros.


Gracias por seguir mi blog, aunque me gustaría me dejaras tu huella escrita si es posible.

Me gusta eso de un Dios Laico, porque eso evitaría tantas tonterias de descriminacion tan solo por creencias, las guerras más cruentas son las que se hacen en nombre de una religion

Abrazos

 
Free counter and web stats