lunes, 12 de enero de 2009

JESUS Y SATANAS


Un dia Satanás y Jesús estaban conversando. Satanás acababa de ir al Jardín del Edén, y estaba mofándose y riéndose diciendo:


-Si Señor. Acabo de apoderarme del mundo lleno de gente de allá abajo. Les tendí una trampa, usé cebo que sabia que no podrían resistir. Cayeron todos!


-¿Que vas a hacer con ellos? Preguntó Jesús.
-Ah, me voy a divertir con ellos. Respondió Satanás. Les enseñaré como casarse y divorciarse, cómo odiar y abusar uno del otro, a beber y fumar y por supuesto, les enseñaré a inventar armas y bombas para que se destruyan entre sí. Realmente me voy a divertir!


¿Y qué harás cuando te canses de ellos? Le preguntó Jesús.
- Ah, los mataré. Dijo Satanás con la mirada llena de odio y orgullo.


-¿Cuánto quieres por ellos? Preguntó Jesús.


-Ah, tu no quieres a esa gente. Ellos no son buenos. ¿Por qué los querrías tomar. Tu los tomas y ellos te odian. Escupirán a tu rostro, te maldecirán y te matarán. Tu no quieres a esa gente!!


-¿Cuánto? Preguntó nuevamente Jesús.


Satanás miró a Jesús y sarcásticamente respondió:


Toda tu sangre, tus lagrimas, y tu vida.


Jesús dijo: HECHO!

8 comentarios:

Lidia M. Domes dijo...

Excelente relato!!!

Y al fin se sacrificó por nosotros, y no fue en vano!!!

Abrazos,

Lidia

Carver dijo...

Interesante punto de vista el de tu relato.

un saludo

Nora dijo...

Lidia, gracias por comentar!

Carver, muchas gracias por comentar, una aclaración nada mas...para mí no es un punto de vista. Es un relato simpático. Desde mi perspectiva si Dios es todo, también es Satanás y qué es Santanas? su ausencia...
Un abrazo!
Nora

M. Jose dijo...

Me ha gustado este relato y mucho más lo de que Satanás es la ausencia de Dios...es totalmente cierto.
Un gran beso
mj

Nora dijo...

Querida Jose, siempre es un lujo tu visita...
Un abrazo!!
Nora

Hada Saltarina dijo...

El amor de Jesús, me conmueve. Besos

Rio Oria dijo...

Precio alto el que pago.
Satanas no contaba que no toda la gente de alla abajo son iguales.
Un grupo importante lo resucita cada dia con su recuerdo.
Un abrazo.
Olalla y Ramón.

Nora dijo...

En el 2009 creía que Satanas era la ausencia de Dios. Hoy sé que es el espíritu maligno que gobierna el mundo. Recomiendo el libro de Gabriel Amorth, exorcista de la diócesis de Roma.

 
Free counter and web stats