miércoles, 3 de enero de 2007

La balsa no es la orilla

Bhiksus, os he contado en muchas ocasiones lo importante de saber cuándo es el momento de abandonar una balsa y no aferrarse a ella innecesariamente.

Cuando el río de una montaña se desborda convirtiéndose en un torrente de agua lleno de escombros, un hombre o una mujer que deseen cruzarlo pueden pensar: Cuál es la forma más segura de cruzar el río?

Al evaluar la situación pueden decidir ir a recoger algunas hierbas y ramas, construir una balsa con ellas y usarla para cruzar el río. Pero si al llegar a la otra orilla piensan: "He dedicado mucho tiempo y energía a contruir esta balsa, es una valiosa pertenencia y me la llevaré conmigo mientras continúo mi viaje". Si entonces deciden cargársela a las espaldas o sobre la cabeza para llevársela consigo, ¿creés bhiksus que están obrando con inteligencia?

Los bhiksus respondieron:

-No, venerable señor.

El Buda dijo:

- Cómo podían haber actuado con más sensatez? Podían haber pensado: "Esta balsa me ha ayudado a llegar a salvo a la otra orilla. Ahora la dejaré en la ribera para que alguien más pueda usarla con el mismo fin. ¿Acaso esto no sería una manera más inteligente de actuar?

Los bhiksus contestaron:

- Sí, venerable señor.

El Buda dijo:

- He dado estas enseñanzas sobre la balsa en muchas ocasiones pero recordaros que es necesario desprenderse tanto de las enseñanzas verdaderas como de las que no son verdaderas.


Del libro "Las enseñanzas del Buda"- Thich Nhat Hanh

No hay comentarios:

 
Free counter and web stats